Un caso de “heterodoxia” libertaria en los años Sesenta: notas sobre la revista Presencia